Copie el siguiente enlace:

Regístrate
Crear URL corta

Tengo una idea de negocio

Publicado 2013-07-29 08:42:16

Cuando se habla de generar ideas innovadoras o nuevos negocios siempre se plantea el problema de pensar en cómo hacerla efectiva. Saber qué se necesita para poder desarrollar cualquier producto o proyecto innovador aunque parece evidente no siempre es fácil de identificar. Lo más importante ya se tiene, es decir, la idea o proyecto. Si se ha llegado a ese punto se parte de un buen comienzo. A partir de ahí todo promotor de una idea o proyecto innovador debe plantearse todo aquello relacionado con su proyecto que puede necesitar para convertirlo en una realidad. Lo primero en lo que se piensa es en los recursos económicos. Para cualquier actividad emprendedora se requiere hacer una inversión mínima que permita llevarla a cabo. Sin embargo, antes de llegar a ese punto y establecer cuánto se necesita para poder desarrollarla hay que analizar todos los recursos no económicos que son necesarios para abordar el proyecto o idea, así como el periodo de tiempo que va a llevar el desarrollo del proyecto.

Alternativas de financiación

La determinación de los recursos necesarios para llevar a cabo un proyecto va a llevar a los emprendedores a conocer qué cantidad económica es la necesaria para desarrollar el proyecto de la mejor forma posible. Por ello, una vez que se tiene la idea hay que pensar en los materiales, proveedores o subcontrataciones, personal, etc., que son necesarios para que el proyecto de ejecute. Si se tiene todo esto claro, el conocimiento de los recursos económicos que se necesitan es muy rápida. Sin embargo, aquí viene la segunda fase, se cuenta con la idea o proyecto innovador, se sabe qué recursos materiales son necesarios, se conoce el tiempo de desarrollo y se es consciente de los recursos económicos que se necesitan. Pero ¿se tienen esos recursos?. En la mayoría de los emprendedores que se lanzan a desarrollar una idea o proyecto la respuesta a esta pregunta es “NO”. No siempre se tienen los recursos, y a veces cuando se tienen recursos éstos no son suficientes. Por tanto, se necesita financiación.

El problema viene cuando se piensa en la financiación necesaria y en cómo obtenerla. Hasta hace no mucho la principal vía se podía encontrar en los bancos y en las administraciones públicas. Sin embargo, en estos últimos años el panorama ha cambiado mucho y resulta cada vez más difícil obtener financiación de estas entidades cuando no imposible. Es entonces cuando se puedan recurrir a alternativas de financiación muy interesantes, que además están teniendo mucho éxito en el mundo de emprendimiento. Se trata de la financiación colectiva o crowdfunding.

Se viene hablando de crowdfunding o financiación colectiva desde hace relativamente poco tiempo en España, ya que en países como Estados Unidos es una fórmula de financiación más que lleva funcionando en el mercado mucho tiempo. Más de 1,5 millones de dólares en proyectos de crowdfunding han sido financiados en EEUU desde 2011. Sin embargo, en España se trata de un mercado emergente y en crecimiento, que cada vez más emprendedores y empresas utilizan como fórmula de financiación alternativa. Ya se han financiado muchos proyectos en España con la financiación colectiva y se prevé un crecimiento exponencial en los próximos años. Aquí está, por tanto, la respuesta a la pregunta que se formulaba al comienzo de cómo desarrollar el proyecto y cómo obtener los recursos económicos que faltan. Para los emprendedores resulta una forma de financiación rápida, fácil y muy accesible, que obtiene resultados espectaculares en periodos cortos de tiempo. La respuesta está en el crowdfunding o financiación colectiva.

Deja un comentario

Publicar